lunes , abril 5 2021
Inicio / Viajes / Equipaje / Turks and Caicos incluye todo

Turks and Caicos incluye todo

Descubra un lugar secreto lleno de paz y belleza donde no hay que ser famoso para poder llegar

Por María Ángeles Octavio

¡Shuuuuuuuuuuu! Es un secreto. Sólo personas con buen gusto y grandes deseos de descansar pueden saberlo. Turks and Caicos es un tesoro que flota en el Caribe. Sus extensas playas son casi vírgenes y apenas pobladas, por lo que son ideales si busca el lugar perfecto para unas vacaciones en el cielo. El sol te abraza mientras la arena dorada sirve de cama y forma el entorno de este archipiélago de casi 40 islas, donde la temperatura promedio es de 28 grados durante el año. Su nombre, Turks, se debe a un cactus cuya flor tiene la forma de un fez turco, aunque las islas turcas quedan muy lejos de Turquía.

No soy una persona de playa. Puedo sentir que enloquezco si tengo que pasar el día echada tomando sol. No obstante, estas islas tienen algo muy especial que invita a dejar los prejuicios y a disfrutar. Es un destino que ricos y famosos anhelan por las características del lugar. Sin embargo, todos podemos llegar a él por la variedad de ofertas que propone: pocos hoteles, servicio de primera, gastronomía impecable, las playas de ensueño y programas en los que todo está incluido. Conozco una persona que me decía que una de las razones por las que siempre vuelve es que no tiene que preocuparse por el dinero y logra descansar. Usa una tarjeta que el resort le da a su llegada durante el día en las instalaciones y sólo por la noche saca su cartera para ir a la maravillosa oferta de restaurantes que ofrece el lugar. Es así, lo corroboré cuando me quedé en el Ocean Club, el resort que mencionaba. Es una combinación de placer con comodidad frente al mar y ofrece todos los servicios de otros complejos más lujosos.

El hecho de que algunos famosos frecuenten la isla atrae a otros famosos y a los admiradores de éstos, y así va creciendo el interés por este archipiélago.

Figuras del jet set se han dejado seducir por la posibilidad de poder comprar su propia isla, como el actor de Duro de matar, Bruce Willis, la cantante y actriz Jennifer López y la diseñadora Donna Karan. Tal vez haya sido el hecho de que apenas 8 de las 50 islas que conforman el archipiélago están habitadas o que todas cuentan con playas de arena blanca como talco y aguas de distintos tonos turquesas lo que impulsó a Willis a abandonar Hollywood por unos días, asentarse en estas costas y dejar de saltar de edificios a punto de explotar. Este actor celebró su matrimonio con la modelo Emma Heming en la isla de Turks and Caicos.

Es un sitio peculiar, pues las personas menos comunes lo frecuentan. Hasta el personaje de ficción Jack Monk, encarnado en la versión cinematográfica por el recién fallecido Patrick Swayze, vivió en Turks and Caicos. Llevó una vida tranquila y alejada del movimiento de las grandes ciudades. Quería separarse de su pasado y esta isla le permitió volver a empezar en el anonimato. Él había jurado no volver a Rusia luego de haber sido agente de la CIA en ese país. Vivió encubierto en la figura de un pescador que alquilaba su barco, Foxy lady, para llevar a turistas a pescar. Esta novela se llama Icon y fue escrita por Frederick Forsyth.

John Glenn, otro personaje pero de la vida real, aterrizó en Turks and Caicos de regreso de una misión espacial en 1962.

Las islas de Turks and Caicos son un Territorio Británico de Ultramar dependiente del Reino Unido y están ubicadas al norte de la isla La Española, donde se encuentran Haití y La República Dominicana, en aguas del Mar Caribe.

Desde siempre ha sido un territorio con una historia llena de azar. En 1492 ocurre el descubrimiento controvertido de Cristóbal Colón. En 1678, habitantes de las Bermudas se instalan en las islas para desarrollar la industria de la sal. En 1710 ocurre un breve paso de los españoles en estas tierras. Luego, las islas se convierten en una de las referencias de los piratas para esconder sus tesoros. De 1778 a 1783 es ocupada por los franceses. En 1783, los colonos leales a la Revolución estadounidense establecen plantaciones de algodón. En 1799 se anexan las islas a las Bahamas. En 1832 ocurre la abolición de la esclavitud. En 1872, se anexan las islas a Jamaica.

Posteriormente, estas tierras quedan en el olvido durante décadas. En 1973 se abandonan las últimas salinas de Salt Cay y tiempo después las islas se convierten en colonia de la Corona de Gran Bretaña. Las Bahamas consiguen su independencia en 1973 y pasan a constituirse como un territorio aparte. En 1982, el Reino Unido le concede la independencia a Turks and Caicos, pero las islas dieron marcha atrás y prefirieron seguir gobernadas como un territorio dependiente de la Corona Británica. Éste es uno de los 16 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, con el fin de eliminar el colonialismo. En 1984 fue el inicio del boom turístico.

Providenciales es una de las islas dentro del archipiélago de Turks and Caicos. Allí estuve durante mi estancia en este paraíso. Provo es más un centro turístico que una ciudad. Se extiende 9 kilómetros a lo largo de Grace Bay. Cuenta con muchos hoteles, con un campo de golf de 18 hoyos y con todos los servicios relacionados con el turismo: barcos, excursiones, salidas para pescar o bucear, deportes acuáticos y tiendas. A la hora de comer hay restaurantes de comida francesa, italiana, japonesa y de mar que no tienen nada que envidiarle a los que hay en las grandes capitales del mundo.

División del archipiélago

Caicos Occidental es una isla paradisíaca y el sueño de los buceadores. Quedará boquiabierto con las esponjas gigantes y los contrafuertes de corales negros.

Caicos Septentrional esconde algunas bonitas playas desérticas. Las de Pumpkin Bluff y Whitby, bordeadas por el Atlántico por un lado y de lagos por el otro, dan la sensación de estar en el fin del mundo.

Grand Caicos ofrece el litoral más espectacular de todas las islas. Las bahías arenosas dan paso a las cuevas de caliza y a los acantilados, peinados de grandes bosques de pinos. En el sur de la isla, las raíces enredadas de manglares se extienden hasta donde alcanza la vista.

Caicos Meridional es el lugar ideal para practicar submarinismo. Existe una gran concentración de langostas en el archipiélago. No se puedes perder los inmensos bancos de peces que desfilan cerca de los arrecifes.

Las aguas de Salt Cay tienen una gran concentración de plancton. Entre enero y marzo, es el mejor lugar del Caribe para ver a las ballenas.

Un último secreto de estas islas es que los arrecifes de corales son los que hacen que las playas no tengan olas. Como un anillo protector, los arrecifes conforman una barrera en la que rompen las olas antes de llegar a la costa. Así, hacen que las playas de estas islas sean tan mansas como una piscina natural. Si bien representaban un riesgo para los antiguos navegantes, que a bordo de carabelas y barcos de madera llegaron hasta aquí en el siglo XVII, en la actualidad son el paraíso de los amantes del buceo. El ecosistema incluye rayas, delfines, tortugas, tiburones, barracudas y hasta ballenas jorobadas en invierno.

reviva la experiencia del impreso online

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.