miércoles , abril 14 2021
Inicio / Tecnología / Froilán Fernández / Pantallas táctiles redefinen mercado de computadores portátiles

Pantallas táctiles redefinen mercado de computadores portátiles

Tras tres millones de iPads vendidos en menos de tres meses y varias propuestas de tablets de los competidores de Apple, es muy posible que surja una nueva categoría de PC

La evolución de la tecnología hacia chips más compactos y con mayor poder de cómputo parecía conducir a la industria de la computación a dispositivos más pequeños, capaces de realizar la mayoría de las funciones de un PC de escritorio. Pero más que una reducción del tamaño de las pantallas, las tendencias apuntan a una diversificación y especialización de los dispositivos.

Los denominados Tablet PC, con más de diez años de presencia en el mercado, no lograron masificarse por una especie de crisis de identidad congénita: se trataba de computadores portátiles muy poderosos, la mayoría de ellos con sistema operativo Windows, aunque resultaban muy pesados para manipularse como libreta y demasiado costosos para el valor agregado que ofrecían.

La generación emergente de las tablets es un fenómeno reciente, impulsado claramente por la iPad de Apple —tres millones vendidas en 80 días— y representa una fusión de los lectores digitales o e-readers con las netbooks, especialmente por la escogencia de las características que debe tener el producto final y por el estilo de interfaz o de interacción con el dispositivo.

Un lector de libros electrónicos, como el eBook de Sony o el Kindle de Amazon, es un dispositivo especializado. Nunca estuvo pensado como computador portátil y su mérito mayor, aparte de almacenar muchos libros, está en el despliegue del texto que permite una lectura más cómoda que la que podemos tener en computadores portátiles o celulares.

Los netbooks, por otra parte, demostraron que era posible vender computadores con menos poder de cómputo, algo que iba en contra de la tendencia de que todo computador nuevo debía ser más poderoso que el anterior si se concentraba en ciertas funciones básicas de navegación y productividad.

La muerte del ratón

Lo primero que se desprende de la interfaz del iPad es la ausencia de teclado físico y de ratón, pues los comandos son exclusivamente táctiles. Un teclado virtual más grande permite introducir texto más rápido y con menos posibilidades de error, aunque el teclado físico opcional es realmente necesario si se presenta una tarea intensiva de transcripción.

En el caso del ratón, compañero incansable del PC de escritorio convencional, las tablets parecen condenar este apuntador a una muerte segura; es más rápido y natural seleccionar y apuntar con los dedos que mediante un ratón. Hay que recordar también que las pantallas táctiles se están viendo con mayor frecuencia en el escritorio, donde el teclado tiene más chance de sobrevivir que el noble y obediente ratón.

Tablets al mayor

En una reciente reunión anual que realiza Microsoft con sus socios de negocios, compañías integradoras y desarrolladoras de software del mundo, esa corporación dejó claro que las tablets tienen una alta prioridad en los productos programados para este año.

Microsoft contará con Windows 7, un sistema operativo diseñado para trabajar bien con las netbooks que se acoplará sin problemas a una tablet con pantalla táctil y trabajará en conjunto con HP, Dell, Lenovo y otros fabricantes que ya han esbozado planes apegados al nuevo formato. La mayoría de estas empresas usarán procesadores Intel.

Dell liberó en Inglaterra una tablet de 7 pulgadas sin asociarse con Microsoft o Intel, pues escogió el Android —el mismo de los recientes smartphones táctiles liberados por Motorola, Samsung, Sony-Ericsson y otros— como sistema operativo y el procesador Arm.

Tanto los tablets que auspicia Microsoft como los que impulsará Google conformarán, para finales de año, una variada oferta para los consumidores en el área de un computador complementario para entretenimiento y para el consumo de libros y publicaciones electrónicas por subscripción.

El libro es rey

Si la tecnología digital puede entregarnos un objeto muy parecido al libro y con ventajas añadidas, bienvenido sea. Las variaciones en torno al libro no han modificado su función ni su sintaxis en más de 500 años, dice Umberto Eco. “El libro es como la cucharilla, la rueda o el martillo. Una vez inventados, no se pueden mejorar”.

El libro puede evolucionar en sus componentes. Sus hojas ya no son de papel, pero permanece fiel a su esencia. La gran paradoja que deja en desventaja a la tecnología está en que, a pesar de los beneficios de “los bits” respecto a “los átomos” que enumera Negroponte en su libro Ser Digital —uso simultáneo, copias idénticas?, los libros de papel han resultado más longevos que los soportes digitales, los cuales se hacen obsoletos más rápido de lo que se cree.

reviva la experiencia del impreso online

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.