miércoles , junio 9 2021
Inicio / Tecnología / Especial Tecnología / Llega nueva generación de teléfonos inteligentes

Llega nueva generación de teléfonos inteligentes

En el dinámico mercado de los celulares, se renuevan las propuestas tecnológicas que dan mayor capacidad a los móviles para conectarse y compartir

Por Froilán Fernández — froilan@gmail.com — @froilan

El ingeniero Martín Cooper, miembro de la división de sistemas de Motorola, realizó la primera llamada celular el 3 de abril de 1973 en Nueva York, usando un teléfono de mano tipo “ladrillo”, sin sospechar que iniciaba una de las tecnologías de mayor impacto en las telecomunicaciones. Hasta ese momento, los incipientes sistemas celulares se usaban sólo en vehículos.

A fines de los ochenta comenzaron las primeras redes celulares a comercializar sus servicios, con el reto de la mayor cobertura posible y una buena calidad de voz. No se pensaba en esos momentos que el celular podía transmitir datos. De hecho, las primeras redes celulares en EE.UU eran analógicas. Los países europeos decidieron desarrollar un sistema común, el GSM, que sí se inició como digital.

La difusión del uso del celular creció a un ritmo explosivo. Entre 1997 y 2007, la penetración celular en el mundo creció de 4% a 49%, mientras que en los países desarrollados creció, en el mismo período de 19% a 97%.

En la actualidad la penetración mundial supera 50%, mientras que en Venezuela, según Conatel, hay más líneas celulares que habitantes, 103% de penetración para diciembre de 2010. Se calcula que hay unos 25 millones de usuarios celulares, y un porcentaje de ellos tiene más de una línea celular.

Tras los datos móviles

A medida que los celulares se hacían más pequeños y con mayor poder de cómputo, surgió la necesidad de ir más allá de la comunicación por voz. El servicio de datos más usado en los celulares, el de transmisión de mensajes cortos de texto, fue recibido por los usuarios con entusiasmo, especialmente por los jóvenes, ya que ahorraba minutos de conversación y a un costo bajo.

Pero es en la última década que surge el fenómeno de los teléfonos inteligentes, y los celulares comienzan a asumir tareas que se realizaban antes en los computadores personales, como el manejo de correo electrónico, navegación web, búsqueda por Internet y otras tareas similares.

Entonces los denominados teléfonos inteligentes o smartphones, dirigidos casi exclusivamente a los ejecutivos, comiezan a emplearse. Sólo las corporaciones y las grandes compañías podían asumir el costo de los teléfonos y de los planes especiales de datos que mantenían conectados a eso usuarios con sus respectivas empresas. El gran beneficio era tener acceso remoto a los datos de la organización y poder cerrar negocios contando con información en tiempo real.

Es en esos momentos comienzan a asomarse los teléfonos con Windows Mobile, los Blackberry, los Treo de Palm y muchos otros modelos de smartphones que no estaban pensados para los consumidores finales, sino para las empresas.

Entran los multimedios

A medida que los smartphones crecían en capacidad de cómputo, comienzan a aparecer cámaras digitales en éstos y la posibilidad de manejar melodías digitales. Esto acortaba la distancia entre los teléfonos empresariales y los de uso masivo, y los celulares inteligentes comenzaron a acumular más y más funciones.

Los fabricantes adoptaron diferentes vías. Nokia, por ejemplo, creó una línea “N” para multimedios, entre ellos el N95 es quizá el más emblemático. También ofreció, en su serie E, sus teléfonos empresariales, la mayoría con teclado Qwerty, una de las características que impuso Blackberry en los teléfonos empresariales.

Sony Ericsson, se distinguió por sus líneas Walkman, con teléfonos dirigidos al entusiasta de la música y la familia Cybershot, reconocidos por su foco en las cámaras digitales integradas.

Pero como tendencia general, los jóvenes se sintieron atraídos por los teléfonos inteligentes que habían sido diseñados para usuarios corporativos. En Venezuela, particularmente, los Blackberry comenzaron a ser adoptados por los jóvenes y por usuarios de todos los perfiles entre los de mayor poder adquisitivos. La afición por la tecnología, propia del venezolano, y la conveniencia de su mensajería, junto a las redes sociales que se crearon en torno al PIN (número único asociado a cada BB) convirtieron a Venezuela en un caso atípico: es el único país donde Blackberry tiene 65% ó 70% del mercado de los smartphones, mientras que su penetración mundial en este rubro es inferior al 15%.

La revolución táctil

Todas las directrices que habían guiado al mercado de los smartphones se vieron cuestionadas en 2007, con la salida del iPhone de Apple.

Esta compañía ofrecía un teléfono sin teclado físico, con una pantalla de 3,7 pulgadas y propuso comandos táctiles como el único medio de interacción con el teléfono. El iPhone traía también otro concepto nuevo para la industria celular: las aplicaciones disponibles para el usuario, sin la mediación de los operadores.

Hasta ese momento, sólo los fabricantes y los operadores decidían cuáles aplicaciones iban en el teléfono, y cómo se cobraban, si se entregaban gratis y si se vendían como servicio.

Con este modelo de una tienda de aplicaciones, con la mayoría de ellas gratuitas o de muy bajo costo, los usuarios podían personalizar sus teléfonos y descargar los programas.

Ese modelo fue adoptado hace dos años por los teléfonos Android, con un sistema operativo propuesto por Google, y que se ha convertido en el rival más eficaz de Apple. Android ha crecido más de 600% en un año y, según el gerente ejecutivo de Google, se venden diariamente 350 mil de ellos, que son producidos por los grandes fabricantes como Samsung, Motorola, Sony Ericsson, HTC y LG, entre otros.

Lo que viene

El Congreso Mundial de Movilidad, celebrado a mediados de febrero en Barcelona, España, permitió apreciar el avance sostenido en desempeño y en diseño de los dispositivos móviles, tanto en la capacidad del hardware, como en el surgimiento de aplicaciones que aprovechan la gran difusión de estos equipos a los que accede hoy más de la mitad de la población mundial.

Por primera vez se mostraron celulares con chips de doble procesador, una ventaja que habíamos visto hasta ahora en laptops y PC de escritorio, junto a móviles con capacidad para grabar video en el nivel más alto de nitidez HD (1080p).

También debutó en Barcelona el híbrido entre una cónsola portátil de videojuegos y un celular, una convergencia que acentúa la tendencia de los móviles a incorporar más funciones.

La ola Android

Pero lo que marcó este evento al que concurrieron unos 50.000 ejecutivos de 200 países, fue indudablemente la presencia predominante de nuevos modelos de teléfonos Android, producidos por más de veinte fabricantes.

Grandes actores como Microsoft, Blackberry o Apple no tenían modelos nuevos que mostrar, pues tienen programados lanzamientos a partir del segundo trimestre, lo que dio una oportunidad adicional a modelos de Android como el Galaxy S II de Samsung, el Xperia Play de Sony Ericsson, entre otros, así como modelos nuevos de tabletas, de Motorola, LG, o Huawei, con versiones del sistema operativo Android, diseñado para pantallas de 7 pulgadas o superiores.

Samsung y Sony Ericsson fueron los primeros en presentar sus nuevos portafolios, el día previo a la apertura del congreso. Samsung ofreció la segunda versión del Galaxy S, lanzado hace un año y que sobrepasó los 10 millones de equipos vendidos.

El equipo no sólo se presenta como el más delgado de los smartphones, con 8,49 milímetros de espesor, sino que trae un impresionante procesador de doble núcleo de 1 GHz, 1 GB de memoria RAM y memoria interna de 16 GB ó 32 GB, cámara principal de 8 megapíxeles, cámara frontal de 2 megapíxeles y capacidad de filmar en HD de 1080p. La compañía coreana también dio a conocer su tableta Android de 10,1 pulgadas.

Sony Ericsson mostró tres Android con prestaciones similares en cuanto al hardware, pero con tres orientaciones diferentes: el Xperia Neo, sin teclado físico, una característica que sí incorpora en el Xperia Pro y el esperado Xperia Play, llamado también el “teléfono PSP”, en el que se fusiona el teléfono con una cónsola portátil de videojuegos.

HTC, pionero en la arena Android, tomó un rumbo ligeramente diferente con los modelos Salsa y ChaCha, enfocados en una integración muy completa con Facebook, al que se accede con sólo presionar una tecla que se enciende cuando hay una oportunidad de compartir contenido o ver actualizaciones.

Fusión controversial

Dos días antes del inicio del congreso sobre movilidad, Nokia y Microsoft anunciaban en Londres que el fabricante finlandés, que es líder mundial en ventas de celulares, adoptará el naciente sistema Windows Phone, como plataforma principal para sus smartphones.

La alianza intenta convertirse en uno de los tres jugadores claves de la industria, que enfrentará a Apple y a Google, ya no en términos de teléfonos, sino de ecosistemas, puesto que las aplicaciones son el nuevo espacio clave para competir.

Apple prepara, al parecer un iPhone mini, más económico, para tratar de frenar a Android, que pasará a liderar la ventas de smartphones, según el crecimiento que ha mostrado. Nokia y Microsoft, este último el más beneficiado de la alianza, tienen el doble reto de ofrecer equipos competitivos y de garantizar que las aplicaciones pasen de algunos miles disponibles a decenas y centenas de miles, como las que ofrecen Google o Apple. Del mismo modo, RIM necesita ofrecer modelos de Blackberry a tono con la competencia y con más aplicaciones.

Reviva la experiencia del Impreso On-Line!

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.