lunes , junio 7 2021
Inicio / Columnistas / José A. Sáenz / ¿Había aniversarios cuando no existían calendarios?

¿Había aniversarios cuando no existían calendarios?

Cuando el primer humano se puso de pie, descubrió el fuego y reverenció los ciclos cósmicos. No tenía almanaque, pero escudriñaba eclipses y solsticios en los cielos. Tampoco había necesitado inventar divinidades, porque Luna, Sol y Madre Tierra le daban protección y cosechas. Ignoraba qué era el Tiempo, pero lo honraba.

¿Cuándo empezó la década?

Los aniversarios de este mes, corresponden al primer año de la segunda década del siglo XXI, la cual no nació en 2010 sino en 2011; en tanto la centuria debutó el 1° de enero de 2001. Algunos, desde 1900, celebraron el ‘cero? -y no el ‘uno?, en medio de bizantina polémica de la cual se mofó Albert Eintein: “obedece a dogmatismos ignorantes”. Esta segunda década del tercer milenio, lo es solamente para el ámbito cristiano. Los calendarios de otras culturas: china, árabe, hebrea o maya, manejan distintos milenios y no necesariamente solares, sino femeninamente lunares.

Tres puntos de vista

Una triada: los calendarios cristianos; el mes de nacimiento de Cristo; y la matemática. Uno de los primeros, lo hizo en el 525d.C. el griego Dionisio el Exiguo a petición del Papa Hormisdas, e inicia el conteo de la “Era Cristiana” el 25 de diciembre del año 1 (que correspondía al 753 AUC (Anno Urbia Conditas: año de fundación de Roma) y a la pagana festividad del Solsticio de Invierno, día del Sol Invictus, el cual se rebautizó como Navidad. Como nunca se supo la fecha precisa del parto de María, se desplazó posteriormente, al 1° de enero del año 1.

No se pudo utilizar el cero, porque éste no existía en números romanos -árabes y mayas lo descubrieron después: el cero recién aparecerá en Bagdad en el siglo IX gracias a Muham-mad ibn, creador del álgebra -. En suma: el tercer milenio comenzó en 2001 y esta segunda década del siglo en 2011, porque, además, la matemática señala que decenas y centenas se cuentan a partir de uno y terminan en 10 ó en 100.

La unidad del día

El concepto de calendario nunca previó festejos de globalizados consumismos. Viene del latín y simplemente define a cualquier sistema de cálculo de intervalos de tiempo -días, meses, años- según fenómenos astronómicos. El día es la unidad de tiempo más antigua. Las otras dos, nacen de la observación del cielo por mesopotámicos, egipcios, mayas e incaicos: son el año y el mes (inicialmente lunar: 28 días entre dos plenilunios). El año abarca el ‘paso? del Sol, observado desde la Tierra, hasta regresar al mismo punto del firmamento.

Las civilizaciones usualmente los crearon en función de divinidades: babilónico, romano, musulmán, chino, judío o maya y son nuestra herencia cultural. El calendario musulmán actual conserva su lunar ancestro. El judío, basado en el mesopotámico, introdujo la semana según las fases de nuestro satélite.

Kalendas griegas

“Será para las calendas griegas..”.. Tal ironía alude a un momento que nunca llegará, pues los griegos carecían de calendas. Hubo que esperar a Roma: kalendae-arum, ‘dixit?. Así, la futura Europa entra en la Era Cristiana con las siglas A.D. (Anno Domine). Después vendrá el calendario Gregoriano, pero esa es otra historia.

Vivamos hoy los aniversarios, con o sin eclipse o calendario, ya que ignoramos cuál es el verdadero y qué nos deparará, mañana, la borgeana bifurcación del camino:

El tiempo, ya que al tiempo y al destino se parecen los dos: la imponderable sombra diurna y el curso irrevocable del agua que prosigue su camino. Revive la experiencia del Impreso On-line

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.