lunes , junio 7 2021
Inicio / Urbano y Actual / Cine imperdible / El gabinete del Dr. Caligari

El gabinete del Dr. Caligari

Título original: Das Cabinet des Dr. Caligari. | País: Alemania. |Año: 1920. | Duración: 1 hora, 11 minutos. | Dirección: Robert Wiene. | Otros: Muda, B/N.

Un clásico del terror y del expresionismo alemán. Dos amigos van a un espectáculo ferial en el que un supuesto sonámbulo puede predecir el futuro y anuncia la muerte de uno de ellos al amanecer, cosa que realmente ocurre Por Nelson Cordido Rovati

En esta oportunidad, analizaremos uno de los grandes clásicos del cine de terror: El gabinete del Dr. Caligari. Esta cinta es clave en el cine alemán de los años veinte y tuvo gran influencia en las películas del mismo género que se realizaron después.

Con este filme, se inicia lo que se conoce como el expresionismo alemán en el cine, movimiento artístico al que también pertenecieron El Golem (Carl Boese y Paul Wegener, 1920), Nosferatu (F. W. Murnau, 1922) y Metrópolis (Fritz Lang, 1927).

Para comprender el expresionismo alemán, es conveniente revisar el contexto político social en que se desarrolla. La Primera Guerra Mundial ha destruido a Europa y Alemania es uno de los países más afectados. El cine que se proyectaba en la nación era en su mayoría extranjero y sobre todo estadounidense. En 1917 se crea la UFA (Universal Film AG), que fue el estudio cinematográfico más importante de Alemania y su objetivo era impulsar la producción autóctona.

Por otra parte, desde principios del siglo XX, había comenzado a tomar fuerza un movimiento artístico contrario a la tónica del momento en la que cualquier manifestación artística era un reflejo de la realidad. Este movimiento se conoce como “Expresionismo” y pretende mostrar un espejo distorsionado de las cosas. El expresionismo comenzó por el arte pictórico, luego alcanzó a la literatura y posteriormente llegó al cine con El gabinete del Dr. Caligari, producida en los estudios de la UFA.

En cierta forma, el principal atractivo de la cinta reside en su anormalidad escenográfica, con paredes, sillas, escaleras y ventanas oblicuas o de extrañas formas, pero la historia que la película narra es también una distorsión de la realidad. Como era usual con las películas mudas, los actores están exageradamente maquillados y hoy sus gesticulaciones pueden parecer excesivas.

El filme se inicia cuando Francis, sentado en el banco de un parque, le cuenta a su compañero una historia que le sucedió hace poco. En un pequeño pueblo al norte de Alemania, llegó una feria ambulante y el Dr. Caligari, quien tenía una de las atracciones, va al Ayuntamiento a solicitar los permisos correspondientes para montar su exhibición. El empleado que lo recibió lo trató mal y se burló de él. Al día siguiente aparece asesinado.

Francis invitó a su amigo Alan a la feria. Allí decidieron entrar en el espectáculo del Dr. Caligari: se trataba de un sonámbulo llamado Césare que tenía 23 años dormido y que supuestamente predecía el futuro.

Alan le pregunta a Césare que cuánto tiempo vivirá y éste le responde que esa noche morirá, cosa que realmente ocurre.

Francis, junto con la novia de Alan, inician por su cuenta una investigación hasta que descubren que el causante de los crímenes es el propio sonámbulo, manipulado por Caligari, quien lo domina.

La trama, que parece una simple historia de terror, toma otro rumbo. Así como Caligari manipula al sonámbulo, el narrador hace lo mismo, contándonos una historia inventada en la que forman parte todas las personas que le rodean dentro de un psiquiátrico. Su amada es una joven que se cree reina, Caligari es el encargado del manicomio y Césare es un loco absorto en una rosa.

El montaje experimentó ciertas innovaciones. En algunos cambios de secuencia se emplearon unos fundidos muy originales. En otros planos, se oscurece gran parte del fotograma para crear encuadres más pequeños y resaltar determinadas acciones.

Las versiones que se consiguen de la cinta en español tienen el defecto de que sustituyeron los títulos originales en alemán (que tenían un diseño extraordinario) por títulos en español realizados por computadores muy sencillos. Quizás debieron dejar los títulos en alemán y colocar la traducción en la parte inferior de la pantalla.

Otro aspecto que desdice es el fondo musical añadido posteriormente y que en ocasiones no compagina con la escena, pero esto se puede subsanar apagando el sonido. A pesar de estos dos últimos comentarios, que no tienen nada que ver con Robert Wiene ni con la productora, El gabinete del Dr. Caligari es una obra maestra del séptimo arte.

Pueden ver un extracto de la película en la siguiente página web: www.librospeliculas.blogspot.com.

Hasta el próximo número, en el que revisaremos otra joya del cine alemán de principios del siglo XX: El último.

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.