lunes , mayo 3 2021
Inicio / Columnistas / Oscar Medina L. / De cancha en cancha

De cancha en cancha

Finalmente comenzó el fútbol europeo. Esos meses sin liga, sin calcio, sin Premier… siempre dejan la sensación de que algo falta en la rutina de los fines de semana: pasas y pasas canales y pocas cosas te atrapan en la televisión. No importa que se inventen otros torneos, que haya amistosos internacionales. No importa que este año la Copa América brindara tanta emoción: igual quieres que comience la acción en Europa.

Y no se trata sólo de seguirle los pasos a un equipo. Mi lista es larga: Real Madrid, Manchester United y AC Milan, en el tope. Y luego están los otros conjuntos que sigo porque me resultan interesantes por distintas razones y que suelen tener figuras a quienes da gusto ver en la cancha, aunque sea vistiendo colores rivales.

De España, por supuesto, uno tiene que aceptar el gran fútbol del Barcelona. Te lo tienes que aguantar casi como un suplicio porque —salvo que estén apaleando al Madrid- es un placer ver a gente hacer lo que hacen en la cancha. Y sí, es duro escribir eso. Lamentablemente, la distancia que han marcado el Madrid y el Barsa frente al resto de los participantes en la liga es mucha, pero de vez en cuando no está mal asomarse a los juegos del Valencia, del Villarreal y hasta del singular y muy peleador Athletic de Bilbao. Con el Atlético de Madrid no hay manera: no merecen a Forlán.

La Premier ofrece un poco más de equilibrio. Y como mis hijos me obligan a levantarme temprano, termino sintonizando más partidos de Inglaterra que comienzan a primera hora. El United, ya lo dije, es el mío. Y se me acusará de mal hincha, pero la evolución del Manchester City durante los últimos dos o tres años ha despertado mi interés como espectador. Claro, a eso ayudó la presencia de Carlos Tévez: un tipo de jugador entregado y combativo al que le sigo los pasos desde hace tiempo. Tévez siempre da la impresión de hacer un esfuerzo extra, de que debe luchar más que el resto porque sobre él gravita una nube oscura que, pese a todo, no le impidió brillar en Boca Juniors, en el Corinthians, en el West Ham, en su breve paso por el United y en el propio City, de donde sale de muy mala manera. Y ahora se llevaron al Kun Agüero, que se estrenó con dos golazos.

Tampoco se pueden dejar pasar los partidos de otros grandes de la Premier: Chelsea, Arsenal, Liverpool. Tienen lo suyo. Y el fútbol inglés, en general, da esa impresión de efectividad, de poseer una manera directa de tratar con la pelota, sin mezquindad, al frente, hacia adelante que allá está el gol.

En la serie A italiana siempre quiero que gane el Milan. Y que juegue Gattuso. Pero eso no pasa. Antes de ganar el scudetto 2010-2011 tuvimos que verlos perder muchas veces. Demasiadas. Pero algún día tenía que caer el Inter con su racha de cinco títulos en seguidilla. Confieso que ya casi me aburro con el Inter, pero igual de vez en cuando los miro jugar un rato. Sin embargo, frecuento el territorio del Nápoles, uno de esos cuadros “pequeños” que la pelean con todo lo que tiene y con gente que saca el pecho como Cavani, Lavezzi, Gargano, Hamsik, Lucarelli… lo mismo que Pasquale Foggia en el Lazio.

Tras la lectura de estos siete párrafos cualquier entendido del fútbol habrá llegado a la conclusión: este tipo no sabe de lo que habla. Puede ser. No almaceno información enciclopédica sobre el único deporte que realmente disfruto ver. Esa manía la corté cuando Brasil quedó eliminado del mundial España 82. Y no me interesa en absoluto posar de entendido citando estadísticas. Con @2010MisterChip basta y sobra. Con ver los partidos es suficiente. En realidad – y para ser preciso- con ver los partidos que mis hijos me dejan ver (aunque para eso existe el grabador de DirecTV).

Sólo dos cosas puedo asegurar plenamente. Una, que con el twitter de compañía hasta al peor de los juegos se le encuentra un flanco entretenido.

El humorista y dibujante argentino Roberto Fontanarrosa – autor de extraordinarios relatos sobre fútbol- dijo alguna vez que para trabajar en paz, sintonizaba partidos en la radio. Eso me lleva a mi segunda y humilde certeza: un juego entre dos equipos que no te interesan en absoluto, narrado por mexicanos en Fox Sports, es una de las mejores fórmulas para propiciar una larga siesta de media tarde. Hagan la prueba…

Revive la experiencia del Impreso On-line

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.