viernes , abril 9 2021
Inicio / Portada / David Bisbal «Quiero estar toda la vida cantando»

David Bisbal «Quiero estar toda la vida cantando»

Está en casa, su tierra natal. Hace una prueba de sonido antes de iniciar las 40 presentaciones que lo llevarán por toda la geografía española. Detienen el ensayo. El viento que sopla en Almería hace que la gente se movilice para bajar los equipos. David pide algo de beber y se sienta a contestar el cuestionario, con lo que ya no nos queda espacio para hablar de su historia, la cual se resume en tres palabras: alegría, talento y música

Por Mariemma Ramos N.

-¿Los grandes artistas sienten miedo al comenzar la nueva aventura de un disco? ¿Cómo fue la grabación de tu más reciente álbum?

-La grabación de este cuarto álbum fue muy enriquecedora. Se grabó en distintos países y contó con distintos productores. Armando Ávila, productor mexicano, fue quien se involucró en más temas, pues sabe hacerlos crecer y aporta elementos que funcionan tanto en la radio como en los conciertos en vivo, y Sebastian Krys fue quien trabajó la mezcla de todos los tracks. Grabé muchas canciones en México y compuse temas en Miami; es un disco en el que me involucré en prácticamente todas sus partes. Pero efectivamente sí, comenzar una aventura siempre conlleva nervios e incertidumbre. El día que pierda esos nervios es porque le perdí el respeto a la profesión y espero que eso no me ocurra nunca.

-Grandes marcas han acompañado el camino de tu éxito. ¿Es Bisbal un tipo súper comercial?

-Las marcas están presentes en nuestro ritmo de vida actual. Sería imposible imaginar nuestra vida hoy sin ellas. Desde el coche en el que te subes hasta lo que compras para comer y dónde lo comes. Al ser tan parte de la rutina, también han llegado a la música. Pienso que la música es una forma que conecta directamente con la gente y eso es algo que le interesa a las marcas. Muchas veces, un artista sirve de unión entre una marca y la gente. Algunas de ellas me han traído propuestas que ayudan a fomentar ese lazo entre el artista y su público y hemos podido trabajar juntos.

-¿Cuántos quereres caben en el corazón del Bisbal músico?

-El amor no tiene límites. Es verdad que hay distintos tipos de amor, pero cada vez son más las personas que, con sus muestras de apoyo, despiertan en mí un sentimiento de gratitud que va en aumento.

-¿Cuántas pulseras y cadenas te regalan, cuáles conservas, cuáles te ha hecho Elena (novia y madre de su hija)?

-No he contado cuantas me regalan. Son muchas, trato de usarlas en algún concierto o en televisión. Por otro lado, algunas que diseñó Elena me acompañan a todos lados.

-Hoy vivimos de músicos que salen de realities y venden millones de discos. ¿Crees que esto es parte de una evolución en los gustos musicales?

-El mundo de la música cambia permanentemente y se transforma. Hay que tener en cuenta esto y saber adaptarse. Creo también que haber participado en el programa de tv fue definitivamente una gran oportunidad para darme a conocer, pero si es difícil llegar, más difícil es mantenerse y seguir creciendo. Esto sólo se consigue a base de trabajar mucho, ser disciplinado, tomar decisiones adecuadas, rodearte de un equipo de trabajo en el que puedas confiar y muchos factores de este tipo. No basta con salir en un programa de tv. Mi sueño es estar toda la vida cantando, como mi amigo Raphael, quien hace poco celebró su 50 aniversario.

-¿Cuál es la importancia de las nuevas tecnologías para tu carrera?

-Son una herramienta que permite estar más cerca de la gente y por eso las utilizo. Cada vez se suman más seguidores al Twitter y me doy cuenta de que es como si contara con mis propios medios, que se complementan con los que ya existían antes y que son externos. Mantener informada a la gente que te sigue de cada uno de tus movimientos es fundamental para preservar la llama encendida.

-En ese mismo sentido, cuéntanos, ¿cómo Bisbal se convirtió en un Sim?

-Recibí una propuesta para hacer el video de “Sin mirar atrás” como un personaje virtual de Los Sims, que es el video juego más vendido en la historia. La idea fue madurando y, finalmente, lo pudimos concretar. Quedé muy satisfecho con el resultado. Me encanta como ha quedado y estoy muy contento. Es algo distinto y lo distinto siempre da mucho de qué hablar, lo veo repetidas veces y no me canso de hacerlo.

-¿El grito de “Camarón”, antes de cada concierto, qué significa? ¿La pegan del techo siempre?

-Es nuestro grito de guerra y es como me llamaban cuando entrenaba ciclismo, ya que siempre iba en bici cantando sus canciones. Saltamos y tratamos de tocar el techo, pero como cada recinto es distinto, en algunos tocamos y en otros no. La idea es saltar lo más alto que se pueda y salir a darlo todo.

-Imaginamos que esta pregunta te la han hecho mil veces, pero queremos que nos cuentes el verdadero secreto de tus rizos.

-Me encantaría tenerlo, pero la verdad es que no hay ningún secreto. Es como si me preguntas por el marrón de mis ojos. Simplemente, vinieron incluidos cuando nací.

-¿Qué tal tu experiencia como papá?

-Soy un padre como cualquier otro que se encarga de las actividades que requiere una hija. Disfruto cada una y la hago con mucho amor.

-¿Cómo te va cuando visitas un nuevo país en concierto?

-Me siento muy orgulloso de poder llevar mis raíces y la música que hago a todos los rincones del mundo. Donde me abran las puertas me gusta compartir un pedazo de mi tierra, porque la cultura latina está llena de cualidades y alegría.

-¿Has pensado hacer un disco 100% flamenco?

-Siento mucho respeto por el flamenco. Es muy difícil estar cualificado para cantar flamenco, es un arte entre los artes de la música.

-¿Te le medirías a la actuación? ¿Te han hecho propuestas en ese sentido?

-Todas las actuaciones que he realizado han sido interpretando el papel de David Bisbal, por lo que me he sentido cómodo. Yo estoy 100 % dedicado a la música, pero abierto a recibir propuestas.

-Sabemos que eres fanático de la onda verde. ¿Qué acciones concretas o causas defiendes en ese sentido?

-Creo que no hay acción pequeña y que todo lo que hagamos es significativo. Apagar la luz o ahorrar agua cuenta. Hace poco me sumé a una campaña para darle descanso al planeta y no consumir energía eléctrica. Fue una iniciativa muy difundida por distintos medios, pero al constatar por la ventana el impacto, vi que mucha gente no estaba informada o ignoró el mensaje. Creo que es importante cuidar nuestro hogar Tierra, que va más allá de las paredes de nuestra casa.

-En “Sin mirar atrás”, además de interpretar los temas, ¿a qué te dedicaste?

-Cada vez me involucro más en hacer la melodía de la voz, en la composición, en el concepto de las fotos y de los videos. Para la gira, diseñé el repertorio y orden de los temas y me involucré en el diseño del escenario. Me gusta tomar decisiones y no que me lo hagan todo, esa es mi idea de trabajo. Los especialistas le dan seguimiento al día a día, tengo claro lo que quiero sobre luces, pantallas y videos. Luego, mis técnicos e ingenieros le dan forma a todo y me aportan más ideas. Tengo la fortuna de trabajar con un equipo de profesionales de primer nivel.

-Eres uno de los artistas que más sorprende por los duetos que ha hecho. Normalmente, ¿cómo se dan esos trabajos en conjunto?

-Los duetos han salido de muchas maneras y siempre han sido aprendizajes muy valiosos. Compartir la música es una forma de intercambiar lo mejor de dos individuos con el objetivo de crecer en lo individual y en lo colectivo, es una gran experiencia. Hay músicos colombianos extraordinarios y ojalá que pronto se den las condiciones para volver a trabajar con ellos. Mis primeros discos tuvieron mucho de Colombia, al ser producidos por Kike Santander.

-¿Qué te gusta comer cuando estás de gira?

-Me gusta comer sanamente y probar los alimentos típicos de los lugares a los que voy.

-¿En qué lugar del mundo te has sentido más intimidado por las fanáticas?

-En ninguno. En muchos lugares recibo muestras de apoyo, algunas muy efusivas, pero jamás me he sentido intimidado. Si algún día no hay fans, mal asunto. Lo bueno es que haya y muchas.

-Al pop y a los llamados músicos comerciales (todo lo venden, todo lo pegan) a veces se le asocian con poca calidad. ¿Dónde radica para ti la línea diferencial?

-Como te expliqué anteriormente, compramos muchos productos todos los días y elegimos los que sentimos que son los mejores. Cuando un producto no satisface al cliente, creo que se deja de vender. Si llevamos esto a la música, se puede estudiar desde muchos ángulos y sacar muchas conclusiones, sin perder de vista que lo que a alguien se le haga lo mejor no lo será para todos. Lo que hago parece gustarles a ciertas personas, incluido yo mismo. Una explicación más profunda debería salir de la boca de un genio de la mercadotecnia como McLuhan.

-¿Cómo te hicieron la propuesta para que cantaras “Waving Flags”?

Universal Music en México me propuso para ser el intérprete del tema en su versión en español y yo acepté, encantado. La letra es muy bonita y siento que transmite un mensaje de unión entre los países y las personas. Me está dando grandes satisfacciones.

-¿Contagiado con la fiebre del Mundial?

-He visto cómo la gente lleva banderas de sus países a mis conciertos y las ondean en “Waving Flags”, es una experiencia muy emotiva. Estoy muy agradecido con el trabajo de Coca Cola, han dado un gran empujón a mi carrera.

-¿Qué canción de algún otro artista te hubiese gustado cantar y convertirla en éxito?

-En la Orquesta Expresiones canté muchos éxitos de otros artistas durante cinco temporadas, más de cuatro años de pop, rock y rumba. Me identifique en especial con la música de Sergio Dalma, fue mi primer ídolo.

-¿Qué diferencia Sin mirar atrás de tus anteriores placas?

Sin mirar atrás es un disco positivo en el que traté de motivar a quien lo escuche a seguir adelante. Los que lo oyen, deben ser los que contesten si realmente les aportó algo. Con respecto a los trabajos anteriores, es un disco donde, por primera vez, trabajaron productores españoles, en el que las ventas digitales han estado más presentes, con el que he llegado a países y ciudades en las que jamás me había presentado.

-Háblanos un poco de tu equipo.

-Hace poco leí a Chris Martín de Coldplay, quien declaró que una banda es una banda gracias al equipo que trabaja con ellos. Mi equipo es profesional y sabe cómo facilitar el camino para construir una carrera.

-¿Qué le enseñarás a tus hijos sobre cada uno de tus viajes?

-Más allá de lo que te pueda contar de las calles, la comida, la cultura, el arte y las personas de cada ciudad. La experiencia de viajar me hace ver que en todos los lugares la gente quiere justicia, honestidad, ser feliz y sacar adelante sus proyectos. Creo que las enseñanzas más valiosas son las más simples. Si estás atento, todos podemos tener acceso a ellas.

reviva la experiencia del impreso online

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.