viernes , mayo 14 2021
Inicio / Reportaje / La última vez que... / Carmen Victoria Pérez

Carmen Victoria Pérez

Esta consagrada animadora venezolana, recordada por haber conducido durante varios años el concurso Miss Venezuela, cuenta con una destacada trayectoria que la han hecho ganarse un lugar muy especial en el corazón de los venezolanos. Actualmente, dedica su tiempo a la locución del programa Simplemente, transmitido en La Romántica 88.9 FM los fines de semana de 3:30 a 5:30 de la tarde. Mientras tanto se prepara para un proyecto nuevo que dará mucho de qué hablar pero que prefiere reservarse hasta que esté concretado. Carmen Victoria dedicó unos minutos a reflexionar acerca de cuándo fue la última vez que…

Hizo una locura

¡Locura y media! Teñirme el cabello de plateado porque iba a una fiesta y quería que mi traje hiciera juego con mi cabello. Al día siguiente me quedó media cabellera en la almohada. Volé a la peluquería a ponerme el color original y estuve con una pañoleta como por tres meses mientras el pelo crecía. ¡Inolvidable locura!

Se enamoró

La verdad es que yo vivo enamorada de la vida, de las plantas, del cielo, la luna, las estrellas, del sol (sólo en la playa), de la música; en fin, de todo lo que me atraiga y me guste.

Pagó una multa

Gracias a Dios, nunca me he visto envuelta en una situación como esa, que no tiene nada de particular, pero siempre las evito.

Lloró en el cine

¡Como nadie! Cuando me invitaron al estreno privado de Love Story, no lloraba, ¡jipeaba! (risas)

Rezó

Cada día, en cada momento, la verdad es que tengo a papá Dios y a un poco de santos al borde del fastidio, pero eso me hace sentir bien y en paz.

Leyó un libro

Leí y leo. Afortunadamente es un hábito que adquirí desde los 13 años de edad, claro, a veces no leo ni a Popeye porque ando intensa en muchas cosas, pero siempre regreso a la lectura y sí, a veces leo varios. Terminé Sangre en el Diván, de Ibeyise Pacheco, ahora ando entre La toma del poder por los nazis, de William Sheridan Allen, y Rating, de Alberto Barrera Tyszka.

Compró un CD

Uno de Yanni, el cantante griego, que no es fácil de conseguir en Caracas, pero casi siempre que viajo trato de adquirir música porque me encanta.

Tuvo ganas de huir

Casi siempre huyo del chisme, de los juicios a la ligera, de la gente envidiosa y sobre todo de aquellos que practican la ley de Gantes.

Quiso ser otra persona

¡Pues, por primera vez en mi vida sí! Acabo de vender mi casa y quisiera convertirme en Hechizada para poner todo en su lugar en la próxima.

Tuvo miedo

Siempre he tenido que enfrentarme a los miedos normales de un ser humano, pero siempre digo: “Sin miedo al miedo” y arranco, afortunadamente con éxito.

Lloró de alegría

Cuando nació mi nieta Victoria Eugenia. Estaba en Europa y me dijeron la fecha de nacimiento, agarré un avión y me trasladé a New York y de allí a Caracas a rogarle a las enfermeras para que me permitieran verla en el retén. Cuando la vi, Alicia en el País de las Maravillas se quedó corta.

Se quedó sin dinero

Todos, sin excepción alguna vez nos hemos quedado sin dinero, unos por pichirres, porque se les olvidó la cartera y otros por olvidadizos. Recuerdo en un estacionamiento que le dije al parquero que no tenía efectivo y me dijo: “Entonces mi reina ¿cómo es eso?, si los altistas son bulda de billetúos, tú eres la que haces el conculso del mujerero ese?”. Yo prometí volver a la media hora y en efecto así fue. Entonces me dijo: “Ok, cuando anuncies el conculso di que, Paul Jackson González te dejó il, ¿ok?” (risas).

Revive la Experiencia del Impreso On-line

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.