domingo , abril 11 2021
Inicio / Reportaje / Casos y Rostros / C4 Trío: «Somos una explosión de música”
C4 Trío

C4 Trío: «Somos una explosión de música”

C4 Trío

Bajo el mismo techo donde se gestó el nombre que identifica actualmente a tres jóvenes venezolanos y excelentes cuatristas —Héctor Molina, Edward Ramírez y Jorge Glem— se reunió este trío “no convencional”, para hablar de sus inicios, su presente y los proyectos del futuro

Por Ermelinda Maglione

Uno a uno, los integrantes de C4 Trío fueron llegando al Café Arábica de Los Palos Grandes para conversar acerca del proyecto que actualmente los une: un grupo conformado por un trío de cuatros.

El primero en llegar fue Edward Ramírez, quien, para aprovechar el tiempo, empezó a narrar su historia dentro del mundo de la música. Pocos minutos después se le unió Héctor Molina, quien continuó la conversación con su biografía musical. Por último, arribó Jorge Glem, para así dar inicio a la charla pautada.

-¿Cómo nació C4 Trío?

H.M.: Se originó a raíz de un concierto llamado Los cuatros fantásticos que hicimos en la Casa de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), a través de la Fundación Multifonía en 2005. La organización se puso en contacto con cada uno de nosotros para que tocáramos cuatro cuatristas. El otro músico que nos acompañaba era Rafael Martínez, amigo nuestro.

E.R.: Nos llamaron inicialmente para tocar de forma individual, pero como ya nos conocíamos desde antes, decidimos que queríamos hacer piezas a dúo y a cuarteto. Nos empezamos a reunir en los espacios externos del Teatro Teresa Carreño para sacar ideas y buscar nuevos sonidos.

 

Sin importar que cada uno de los integrantes del trío ya perteneciera a otros grupos musicales, decidieron que debían continuar tocando juntos y grabar un demo. Cosa que hicieron, pero sin la presencia de Rafael Martínez, quien no pudo seguir participando en el proyecto por razones personales. Sin embargo, no fue sino hasta diciembre de 2005 que el camino de C4 Trío empezaría a forjase.

“Nos invitaron a una parranda de músicos en casa de una sobrina del maestro Antonio Lauro —Irene Trujillo—, donde Aquiles Báez, guitarrista venezolano, estaba presente y nos escuchó”, comentó Edward. Gracias al padrinazgo de Báez, el grupo partió hacia Estados Unidos para participar en el festival Venezuelan Sounds y para grabar su primer y único disco hasta la fecha: C4 Trío.

A pesar de que los músicos no tenían mucho repertorio propio y que tuvieron que resolver algunas cosas sobre la marcha durante el proceso de grabación del disco, éste ha sido un éxito. Ya se han vendido más de 7 mil copias en Venezuela, las cuales, según Edward, en lo que se refiere a música venezolana es una cifra grande. En esta producción discográfica participaron músicos conocidos como Rafael “Pollo” Brito, el mismo Aquiles Báez y agrupaciones como Serenata Guayanesa.

El trío

Edward Ramírez, caraqueño, toca cuatro desde los seis años de edad. “La iniciativa de estudiar música no fue propia. Mis padres me inscribieron en un curso vacacional donde daban clases de cuatro y ahí fue cuando empezó mi pasión por el instrumento”, comentó.

El merideño Héctor Molina comenzó su vida musical en su ciudad natal, en la agrupación Niños Cantores de Mérida. Aprendió a tocar cuatro prácticamente de forma autodidacta. Sin embargo, ha realizado estudios en la Universidad de Los Andes y en el Instituto Universitario de Estudios Musicales.

Jorge Glem es oriundo de Barquisimeto pero se considera cumanés, ya que fue en esa ciudad donde se crió. Su vocación por el cuatro proviene de una tradición familiar. Viajó a Caracas para estudiar mandolina, pero asegura que se queda “definitivamente con el cuatro”.

-¿Por qué un trío de sólo cuatros?

E.R.: No fue algo que buscamos, simplemente surgió de forma espontánea. Los tres somos muy amigos y compartimos mucho; además, escuchamos el mismo estilo de música, cosa que nos complementa al momento de tocar.

-¿Cómo surgió el nombre del grupo?

E.R.: Es un juego de palabras: la “C” de la palabra “cuatro” y el número 4 por el instrumento. Además, existe un explosivo que se llama “C4” y nosotros nos consideramos como una explosión de música, porque buscamos todos los recursos y sonidos posibles que pueda dar el cuatro. De hecho, fue en este mismo café donde se nos ocurrió el nombre C4 Trío.

-¿Cómo se auto describen como conjunto?

H.M.: Creo que no somos un grupo convencional. El hecho de que seamos tres cuatros le causa impresión a la gente, porque es algo que no es muy visto.

J.G.: Algo bien chévere de C4 es que sentimos la libertad de que podemos hacer lo que a nosotros nos gusta. Siempre estamos ensayando y tratando de inventar cosas nuevas. Tenemos siempre un impulso a seguir trabajando.

La telaraña de cuatros

C4 Trío incluye en sus presentaciones una especie de acrobacia que se ha convertido en una de las características principales del grupo. Consiste en enredar los tres cuatros en plena pieza musical, de tal manera que cada quien toca dos instrumentos a la vez. Ante semejante hazaña, el público queda siempre perplejo.

-¿De dónde sacaron la iniciativa de intercambiar los cuatros a mitad de una canción?

E.R.: Eso lo empezamos a hacer en casa de Jorge para echar broma. Al principio la gente lo agarraba por chiste, pero poco a poco lo fuimos cuadrando mejor para hacerlo en los toques. En realidad no es algo difícil de realizar, pero sí es impactante para el público.

J.G.: No lo quisimos hacer con la idea de impresionar, sino más bien con el propósito de involucrar a la audiencia con lo que hacemos. En los conciertos siempre pensamos en el público como si fueran nuestros familiares.

Más explosión musical

Actualmente, C4 Trío está trabajando en su segundo disco, que probablemente saldrá a la venta a finales del presente año o a comienzos de 2009. Recientemente estuvieron de gira por varios estados del país y por Uruguay, y participaron en el evento De Corazón para Zapata en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, en el cual gozaron de una cálida aceptación de parte del público.

Para la próxima producción discográfica no tendrán tantos invitados como en su primera grabación, ya que desean resaltar más al trío. “La idea es hacer que el disco sea más contemporáneo con nosotros y con nuestra forma de crear música”, comentó Edward.

C4 Trío ha tenido una enorme y positiva respuesta de parte del público, tanto nacional como extranjero. Para Jorge Glem es un gran estímulo para seguir trabajando e impulsar a otras personas para que hagan música venezolana y no tengan miedo a intentar cosas nuevas.

Contacto C4 Trío: www.myspace.com/c4trio | c4trio@gmail.com

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.