lunes , mayo 10 2021
Inicio / Reportaje / Casos y Rostros / Bromelias y orquídeas: pasión y fascinación para las féminas

Bromelias y orquídeas: pasión y fascinación para las féminas

Con cada exposición, son más y más los que se dejan atrapar por su magia y la dedicación que implica su cultivo, no amilana a nadie al momento de embarcarse en la aventura de iniciar un jardín en el hogar. No importa si vive en casa o apartamento, lo importante es que seleccione bien el tipo de orquídea o bromelia que se ajusta a su realidad para poder tener a la mano alguna de las cientos de especies de estas plantas que se dan en Venezuela

Por Yesmín Sánchez

Por su antigüedad y número de especies conocidas, la orquídea debe encabezar esta historia. Se calcula que existen alrededor de 25 mil variedades de esta planta cuyo nombre científico, Orchidaceae, proviene de la Antigua Grecia cuando hicieron una similitud entre la forma de sus hojas y los testículos (en griego, orchis). Pero serían los ingleses y holandeses los que masificarían esta planta al comercializarla en grandes cantidades alrededor de mundo.

Hoy en día, sería difícil pensar en algún lugar en donde no existan orquídeas (únicamente en los polos y en las zonas desérticas), pues incluso en aquellos lugares con poca luz, estas plantas se las han ingeniado para obtener ese elemento vital a través de zanjas o ranuras y así lograr florecer cada año.

En el caso de las bromelias, su origen se ubica en el continente americano. Por ello es posible conseguir estas plantas desde el norte de Estados Unidos hasta el sur de Argentina. El hecho de que una fruta tropical como la piña sea una bromelia (ananas comosus) significó que comenzara a cultivarse en otros continentes y su carácter noble (es una de las plantas de más fácil cultivo y alta durabilidad), ha significado que resulten atractivas para el público en general.

Como mujeres y barajitas

Para conocer más sobre esta fascinación y las razones por las que cada día estas plantas atraen a más fanáticos, conversamos con dos expertos en orquídeas y bromelias, respectivamente: Enrique Graf, presidente de la Fundación de Cultivadores de Orquídeas, y Lorenzo Ilija, director del Comité de Bromeliología de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales.

Graf hace rápidamente una analogía entre las orquídeas y las mujeres. “Ambas tienen siempre un perfume, es decir, es imposible que no tengan una fragancia propia. Asimismo, hay tantos tipos de orquídeas como de féminas y a cada una se les debe tratar de una manera diferente”.

Mientras que Ilija apela a una metáfora mucho más lúdica. “Para mí, las bromelias son el sustituto o la evolución de las barajitas que todos coleccionamos cuando niños: una vez que tienes varias, las quieres tener todas”.

Para ambos entrevistados, el cultivo de estas plantas no es producto del azar sino el reflejo de sus personalidades. Aunque nació en Guatemala, Graf pasó su infancia y adolescencia en Alemania por lo que cuando regresa a Latinoamérica y se instala en Venezuela, las orquídeas se convirtieron en su canal para interactuar con el trópico.

En el caso de Ilija, el cultivo de bromelias se combinó perfectamente con su carrera de arquitecto y lo que comenzó como un hobby (sus amigos les pedían realizar labores de paisajismo en sus jardines) pasó a ser una forma de vida.

El arte de la paciencia y el juego de la luz

Si tuviera que elegir una palabra imprescindible para el cultivo exitoso de orquídeas, Graf tendría que decir “paciencia”. “Para no tener el riesgo de perder el interés, lo más importante al momento de cultivar orquídea es escoger la que más se adapte a sus condiciones de altura, luz y temperatura. En el caso de Caracas, tenemos un clima magnífico para muchas especies pero no se debe olvidar que nos encontramos entre los 900 y los 1.000 metros sobre el nivel del mar”.

Algo similar plantea Ilija con respecto a las bromelias. “Lo más importante es identificar la condición de sol y luz que requiere la planta. Si están muy a la sombra, crecen hojas desproporcionadas (no simétricas) y si les da demasiado sol, se quemarán. En este juego de sol y sombra, vas a aplicando una receta tal cual como hace un médico con su paciente ya que cada especie tiene necesidades particulares”.

En función de lo anterior, se determinan los precios de venta al público de estas plantas. Al respecto, Graf señala que, en general, los precios de las orquídeas han tendido a la baja con el paso del tiempo. “Cuando comencé a cultivar orquídeas, toda la reproducción era por semillas. Cuando haces cruces sacas un aproximado de mil plantas, de las cuales solamente obtienes 2 o 3 excelentes. Las demás, son aceptables. Eso afecta el precio en el que pueden llegar a valorarse estas plantas”. Es así como hoy en día se pueden conseguir orquídeas que alcanzan precios de 1.000 y hasta 2.000 dólares. No obstante, con el comienzo en los años 60 de la reproducción a través de células, los precios han ido bajando y las orquídeas han comenzado a masificarse.

Por su parte, las bromelias son mucho más económicas que las orquídeas. “Las más costosas son las que se demoran más tiempo en crecer. Pueden pasar de 10 a 12 años para que una bromelia crezca en un vivero y esté lista para la venta, lo cual implica mucho tiempo y fertilizantes”. En general, una orquídea puede durar 30 años (con una flor al año en promedio), mientras que una bromelia, al cabo de 4 a 5 años ya es adulta, florea y muere (le sobreviven sus “hijitos” o las semillas que logren extraerle).

De concurso

Son varias las condiciones que unas bromelias deben cumplir para ser premiadas durante alguna exposición. Todo dependerá del tipo de planta que sea (hay nueve grupos en competencia y se premian diferentes categorías por grupo), pero por lo general se evalúan criterios como la simetría perfecta, forma y color. Otros elementos a considerar podrían ser su floración y el colorido de la misma.

En el caso de las orquídeas, la evaluación se realiza del 1 al 100 y se considera: la forma, el color y la textura.

Dos mitos urbanos son desmentidos por los entrevistados. Primero: que la semilla de orquídea más costosa es la que da la mejor flor, y segundo: que el criterio a considerar al momento de adquirir una bromelia es lo “bonita” que se vea.

El éxito dependerá de los cuidados que el cultivador dedique a la planta, por lo que no hay garantías asociadas al costo de la semilla. Por otra parte, al momento de seleccionar una bromelia, se deben considerar las condiciones de luz y temperatura, más que lo ornamental.

Dos especies: un mismo riesgo

A pesar de las muchas diferencias entre las bromelias y las orquídeas, hay un elemento que las une inexorablemente: el riesgo de que desaparezcan de su hábitat por la gran cantidad de extracciones ilegales que cada día realizan personas inescrupulosas para venderlas a orillas de la carretera, bajo la mirada cómplice de las autoridades.

Ilija es enfático en señalar la amenaza. “Su hábitat natural está desapareciendo. Las están sacando sin cultivarla ni reforestarla”. Graf coincide con Ilija: “El turismo interno es el peligro de la flora en general en Venezuela”. De alguna manera, esa es una de las principales razones de vincularse a grupo de cultivadores de ambas especies.

En el caso de Ilija, el objetivo del comité de Bromeliología de la SVCN es “educar a la población y dar los mejores consejos para lograr buenos resultados de acuerdo a nuestro clima”. Para lograrlo, desde hace tres años editan un libro especialmente dirigidos a aficionados y organizan una exposición anual la cual es su 21° edición atrajo a 1.800 personas.

Por su parte, la Fundación de Cultivadores de Orquídeas es una organización relativamente nueva (tiene 5 años de funcionamiento), pero se han destacado por organizar más de una exposición al año y la más reciente se realizó los días 27 y 28 de abril pasado. Su principal reto actualmente es demostrar que las orquídeas pueden ser utilizadas en labores de paisajismo, tanto como las bromelias.

Curiosidades

En el mundo existen 2.500 especies de bromelias, de las cuales 400 son venezolanas.

Una bromelia nunca florea dos veces, una vez que la planta madre florece, muere. Su preservación viene dada por los “hijitos” que llegue a generar y las semillas.

Las bromelias se pueden dar en todas las condiciones. Las hay desde los 0 metros sobre el nivel del mar hasta los 4 mil metros de altura.

Son ideales para paisajismo ya que su vistosidad y colorido, lo mantienen todo el año y no solamente durante su floración.

En el mundo, Brasil tiene el protagonismo en cantidad de especies, seguida de México y Ecuador.

Las orquídeas son una de las plantas con más especies en el mundo, se calcula que cerca de 25 mil, de las cuales, 1.682 se ubican en Venezuela.

Dos países se pelean por el primer lugar en cantidad de especies de orquídeas registradas: Nueva Guinea y Ecuador con más de 4 mil variedades.

Existen orquídeas en prácticamente todos los países y climas del mundo, incluyendo Rusia (Siberia) y Australia.

El 23 de mayo de 1951 se publicó la Gaceta Oficial que decreta a la orquídea Cattleya mossiae como la flor nacional.

Coordenadas:

Comité de Bromeliología de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales Teléfono: 0212 2717653 Correo: cbromeliasccs@hotmail.com Twitter: @bromelias_svcn Fundación de Cultivadores de Orquídeas Teléfono: 0212 9637731 Correo: plantiorquideas@cantv.net Revive la Experiencia del Impreso On-line

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.