domingo , abril 11 2021
Inicio / Reportaje / Casos y Rostros / Artistas que nacen en la tele

Artistas que nacen en la tele

Pasar de ser un perfecto desconocido a un músico con fama internacional ya no es un imposible. Que lo digan Kelly Clarkson o David Bisbal, quienes gracias a programas como American Idol y Operación Triunfo, respectivamente, lograron el anhelado reconocimiento. Venezuela también tuvo su reality show. Se trata de Fama, Sudor y Lágrimas, que fue transmitido por RCTV y de donde salieron artistas como Reinaldo Álvarez, Hany Kauam y Mayré Martínez, ganadora de Latin American Idol

Por Soniberth Jiménez / @soniberth

Un sueño hecho realidad. Fama, fortuna y fanáticos por doquier. Eso, sin contar la venta de discos y las presentaciones que pueden acrecentar las cuentas de los bancos. Más allá de las críticas recibidas ?relacionadas en su mayoría con la falta de preparación de los participantes o la crudeza de algunos jurados?, los reality shows han demostrado que son fábricas de hacer artistas.

El formato parece simple. Miles de jóvenes asisten a los casting que son anunciados con anterioridad, aunque al final sólo algunos son seleccionados para participar en los programas. Luego de sus presentaciones, un jurado ofrece su opinión acerca de la actuación de los concursantes. Después, el público televidente es llamado a votar, ya sea por mensaje de texto o por llamadas telefónicas, por su artista naciente favorito.

Televisora Española (TVE) fue una de las pioneras en lanzarse al ruedo de los concursos musicales con Operación Triunfo en octubre de 2001. La primera temporada del programa contó con un éxito impredecible. El programa se alargó por unos meses, llegando a su fin en marzo de 2002. La ganadora fue Rosa López, y aunque David Bisbal, David Bustamante y Chenoa no lograron el primer lugar, también se dieron a conocer en este reality show.

Luego de varias ediciones de Operación Triunfo sin obtener el éxito avasallante de la primera temporada, ahora el programa es transmitido por Telecinco. En junio se realizaron las audiciones por diferentes ciudades de España y se espera que, próximamente, llegue a la pantalla chica española.

Otro de los shows que ha sido un completo boom en el mundo de este género es American Idol. A mediados de 2002 también se desató la fiebre en Estados Unidos. Doce jovencitos fueron los clasificados para exponerse a la lupa de Simon Cowell, Randy Jackson y Paula Abdul, quienes conformaban el jurado.

Con sólo 20 años de edad, Kelly Clarkson ganó la primera temporada de American Idol. La joven texana no sólo alcanzó popularidad inmediatamente, sino que firmó un contrato por un millón de dólares con RCA. Su primer disco, titulado Thankful, vendió más de tres millones de copias y tiene en su haber varios premios Grammy y Billboard.

Ya sin Paula Abdul y Simon Cowell en el jurado, American Idol prepara su décima temporada para 2011. Y aunque no hay pronunciamiento oficial al respecto, se especula que pudiera ser la última edición del programa animado por Ryan Seacrest.

¿Quién es Susan Boyle? Una desempleada escocesa de cejas pobladas y apariencia descuidada que obtuvo fama de la noche a la mañana, literalmente. La mujer cautivó a la audiencia con la canción “I Dreamed a Dream” del musical Los Miserables en el programa Britain?s Got Talent en abril de 2009. El video de su actuación obtuvo más de cinco millones de visitas en el portal Youtube. Al final, no ganó la competencia, pero un año después  ?específicamente el 1 de abril de 2010, día de su cumpleaños? recibió un gran regalo: cuatro millones de euros, procedentes de los beneficios de las ventas de su primer disco.

Con sello venezolano

“Le doy gracias a Dios por haberme dado esa oportunidad tan linda”, dice Reinaldo Álvarez. Y no es para menos. El cantante habla de su participación en Fama, Sudor y Lágrimasreality show que transmitió RCTV en 2005 y que lo vio nacer artísticamente. A su juicio, el espacio televisivo le abrió una puerta a su carrera. “Viendo un poco hacia atrás, creo que el programa era algo necesario por todo el talento que estaba en stand by, toda la gente que tenía ganas de lograr algo y que en esa producción pudo dar un primer paso para lograr sus sueños”, agrega.

Para Álvarez, los beneficios de participar en un reality show radican en la posibilidad de que el público se identifique con cada uno de los participantes, además de escuchar las opiniones del comité evaluador (conformado por Carla Tofano, Daniel Somaroo y Pablo Dagnino). “Además del jurado, también escuchaba al equipo de producción, a la gente en la calle, a mi familia. Yo mismo me veía en la repetición de los programas y esperaba que todo fuera un aporte en pro de mi evolución como artista. Yo me nutría cada vez que terminaba una canción y trataba de aprender de los errores”, cuenta el cantante, quien está por realizar el lanzamiento de su segunda producción discográfica ?aún sin título definido? y que ha pegado varias canciones en las emisoras venezolanas como “Mi segundo intento”, tema central de la telenovela Toda una dama.

Hany Kauam también recuerda con agradecimiento su pasantía por Fama, Sudor y Lágrimas. El artista opina que participar en el reality show sólo le trajo beneficios. “Una de las proyecciones más importantes que yo he tenido en mi carrera musical la logré en el programa, porque ahí fue que realmente me di a conocer como cantautor”, apunta.

El intérprete de “Es tu amor” ?canción que identificó a la telenovela Mi prima Ciela?  aconseja a los jóvenes que, si tienen la oportunidad de participar en un concurso musical televisivo, lo hagan sin pensarlo. “Vale la pena estar en cualquier reality show porque es una de las vitrinas más grandes que existen en el mundo de la música. Es un muy buen comienzo para la carrera de cualquier artista, porque te estás dando a conocer para mucha gente”, comenta Kauam. Actualmente, afina detalles para el lanzamiento de su segundo disco, titulado En todas partes.

Mayré Martínez no sólo pasó por Fama, Sudor y Lágrimas. También se fue a Argentina para participar en Latin American Idol y hasta ganó la competencia internacional. “En el reality show de RCTV estuve  nueve meses y fue la gran oportunidad de cantarle a cientos de personas en un programa de televisión. Fue algo que nunca había hecho. Además, tuve un aprendizaje increíble. Aprendí trucos de cabello, de maquillaje, de luces, cámaras… Una cantidad de factores que luego comencé a utilizar siempre como artista”, expresa.

Martínez asegura que la exposición que logró en Fama, Sudor y Lágrimas fue determinante para que el público conociera su trabajo y la apoyara en Latin American Idol. También enfatiza que los reality show son maravillosos porque permiten que sus participantes crezcan como artistas y los exponen ante una gran masa de personas que se involucran con ellos, porque viven algo cierto.

La primera Latin American Idol se confiesa fanática de los reality shows. “A mí me encantan. Y si pudiera participar en otro, lo haría”, indica. Siempre aconseja a los alumnos de su academia de canto que vayan a las audiciones para el programa de concurso musical de Sony Enterteinment Television. Pero su vida como concursante es pasado. El presente de Mayré Martínez se enfoca en promocionar su segunda producción discográfica, La reina de la noche, que fue lanzada al mercado hace algunos meses y que cuenta con la canción que le da nombre al CD y “Junto a mí”, tema de la telenovela Más sabe el diablo de Telemundo, entre otros sencillos.

Reviva la experiencia del impreso Online!

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.