miércoles , junio 22 2022

Amanecer

Título original: Sunrise: A Song of Two Humans | País: EEUU | Año: 1927 | Duración: 1 hora, 35 minutos | Dirección: F. W. Murnau | Otros: Muda, B/N

Una sofisticada mujer de la ciudad que está pasando una temporada en el campo, seduce a un campesino casado y lo convence de que asesine a su esposa, venda la granja y escapen a la ciudad. El hombre planifica todo para satisfacer los deseos de su amante

Por Nelson Cordido Rovati — nelcordido@yahoo.com

Es la primera película de las cuatro realizadas por el director alemán Murnau en Estados Unidos, luego de escapar de Alemania por su condición de judío, donde el nacionalsocialismo iba en progreso. Murnau murió a los 43 años en un accidente automovilístico, privándonos de más obras maestras.

El filme obtuvo tres premios Oscar en la primera edición de la academia: Mejor actriz (Janet Gaynor), mejor fotografía y mejor calidad artística. Su lenguaje visual es muy avanzado. Al igual que hizo con El último, Murnau quiso prescindir de rótulos, pero los productores no aceptaron. Sin embargo, el lenguaje cinematográfico es tan depurado que la película puede entenderse y estremecernos sin ninguna explicación escrita.

A pesar de que el filme deslumbró y aún deslumbra todavía por su belleza y armonía, fue un fracaso económico. Esto limitó la futura libertad creativa de Murnau. Es de notar que Amanecer fue estrenada dos semanas antes de El cantor de Jazz, la primera película del cine sonoro, lo cual representó una fuerte competencia.

Amanecer es una de las películas más románticas de todos los tiempos. La historia que se plantea es universal: un triángulo amoroso en el que la infidelidad y la redención se disputan el corazón de un hombre que debe elegir entre dos mujeres.

En un pequeño pueblo, una veraneante sofisticada de la ciudad seduce a un campesino casado. Este se enamora de tal manera que descuida sus labores y su familia. La mujer le convence de que asesine a su esposa. El plan es ahogarla en el lago simulando un accidente. Luego venderían la granja y se irían a la ciudad con el dinero de la venta.

Días después, el campesino invita a su esposa a un paseo en el bote y ella inocentemente acepta con mucha alegría. Cuando llega el momento, el potencial asesino intenta ejecutar su plan, pero no puede cometer el crimen porque el amor por su esposa y sus convicciones morales se lo impiden. Al llegar a la orilla, su esposa huye horrorizada, mientras él la sigue implorándole que lo perdone. Llegan a la ciudad, entran en una iglesia en la que se está celebrando una boda y renuevan sus votos matrimoniales. Ella le perdona y, más enamorados que nunca, pasan el día en la ciudad como si fuesen recién casados.

Por la noche, al regresar a casa en el bote, se desata una terrible tormenta. El hombre, pensando solamente en salvar a su esposa, le ata un manojo de juncos a la cintura que funcionan como flotadores en caso de que el bote se hunda. Los juncos los había llevado para salvarse él en su olvidado plan criminal.

Efectivamente, el bote naufraga y la corriente los separa. El hombre llega a la orilla y no consigue a su esposa. Los vecinos ayudan en la búsqueda, pero sólo encuentra los juncos deshechos.

La mujer de la ciudad cree que sus planes se han realizado y acude a encontrarse con su amante. Este, enloquecido por el dolor y la furia, intenta estrangularla, hasta que escucha los gritos de que han encontrado a su esposa inconsciente, pero viva. Al amanecer, la mujer de la ciudad abandona el pueblo y la esposa se despierta feliz y besa a su marido.

El director jugó con los contrastes para contar la historia de amor: la dulce esposa del campesino y la arpía seductora, la tranquilidad idílica del campo y la bulliciosa ciudad. También utiliza fuertes contrastes entre luces y sombras. Cada fotografía es una joya lograda con la osadía de los innovadores, pero tratada con delicadeza. Amanecer nos presenta la primera femme fatale del cine, interpretada por Margaret Livingston.

Murnau transformó una sencilla historia en una obra maestra, considerada como una de las mejores películas del cine mudo.

Pueden ver un extracto de la película en la página Web www.librospeliculas.blogspot.com. Hasta el próximo número, en el que revisaremos otra de las grandes obras maestras de todos los tiempos: M, el vampiro de Dusseldorf de Fritz Lang.

Para ver la nota original hacer click aquí

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.