sábado , mayo 8 2021
Inicio / Reportaje / Casos y Rostros / Alfredo Naranjo lanza En la vía “Este es un disco bien plantado”

Alfredo Naranjo lanza En la vía “Este es un disco bien plantado”

El más reciente trabajo del vibrafonista caraqueño sale al ruedo en octubre. Se trata de una producción con el sello personal de Naranjo que baila entre la salsa y el jazz, para la cual reclutó un verdadero arsenal de talento invitado

Por Oscar Medina – Fotos cortesía de Cacao Records

Queda claro que es un tema que suena familiar y no es precisamente por la voz del cantante de Desorden Público. Pero esa letra sobre el caos citadino y ese tumbao tan latino confunden al desprevenido, y quizás cuando el vibráfono recrea el solo de guitarra de Jimmy Page es que la duda abre paso a la sorpresa: esto es de Led Zeppelin.

Reinventar a su manera uno de los clásicos de esa soberbia banda inglesa, a la que se le atribuye hasta la paternidad de rock pesado, no es la única licencia que se ha permitido Alfredo Naranjo en su más reciente disco titulado En la vía. Aquí abundan las sorpresas.

Para empezar, la lista de invitados al micrófono es un lujo: Francisco Pacheco, Daniel Somaró, Guillermo Carrasco, Rodrigo Mendoza, Horacio Blanco, Vidal Colmenares, Trece, Diego Alvarez, “unas chamas amigas mías en los coros y hasta mi hijo Andrés Eloy”, agrega el músico.

Y la música es un derroche de colores que pasa por el homenaje a unos cuantos héroes de Naranjo: “Tengo una especie de deuda con músicos que han ejercido gran influencia en mi vida y a quienes he venido celebrando en todos mis trabajos musicales. Gente como Billo Frómeta, Alberto Naranjo, Aldemaro Romero, Nené Quintero, Joe Cuba, Benny Moré y Oscar D?León”. La lista es larga e incluye la inesperada presencia de Led Zeppelin: “De chamo yo los escuché mucho. Y ahí volvemos a la deuda de reconocimiento”.

De la banda de Robert Plant, el vibrafonista caraqueño eligió reconstruir en versión libre “Whole Lotta Love” y la rebautizó como “Un lote de amor”, con una letra que se ocupa de la ciudad y la transforma en otra cosa: “Es como un instinto desesperado e ingenuo por sobrevivir en esta maraña de valores invertidos y de anarquía en la cual vivimos nuestro día a día”. En términos musicales, el experimento resulta interesante: “Del tema original tiene el motivo principal, que en este caso se repite en el bajo y el piano. También tiene el solo original de Page que transcribí para tocarlo con el vibráfono. Mi versión en salsa habla de todas las vicisitudes que uno pasa desde que sale de su casa y representa también la conjunción de dos grupos emblemáticos de Caracas, El Guajeo y Desorden Público”.

Orgulloso de su criatura, Naranjo saca el pecho: “Tengo la intención de mandarle el disco a Jimmy Page y a Robert Plant”.

Que caben 100

El tracklist de En la vía se arma con 11 títulos, de los cuales tres son composiciones originales de Naranjo y el resto son ajenas con arreglos propios. Y eso remarca el carácter de la fiesta que quiso hacer a tanta gente. Destacan en la lista “Dámele Betún”, recordado exitazo de Billo, cantado ahora por Daniel Somaró; “Ariñañara”, del maestro Joe Cuba, cantado por Rodrigo Mendoza, de la Dimensión Latina; “El cumaco de la ciudad”, en la negrísima voz de Francisco Pacheco; el ya citado tema interpretado por Horacio Blanco y “Muñeca de lujo”, la canción de Yordano transformada no sólo por la voz de Edgar “Dolor” Quijada —miembro de El Guajeo-, sino por el arreglo tramado por Naranjo: “Es un medley que combino con el coro de “Ziguaraya”, de Benny Moré, y “Calculadora”, ese tema que popularizó Oscar D? León. Y así aparecen estos tipos que son tan importantes para mí y todo siempre tiene que ver con el asunto de la muñeca de lujo”.

Naranjo está emocionado con su disco —lanzado en octubre por Cacao Records– y no hay manera de que logre disimularlo. Y por alguna razón —quizás la búsqueda de armonía en medio del caos- trata de cuidar sus palabras, hasta el punto de que dicta y revisa lo que dice: “En su concepción, este es un disco de salsa, pero con mucha profundidad. Es un disco bien plantado, no es un disquito. Y desde el punto de vista del jazz, está muy bien ejecutado en sus improvisaciones. Además, contempla frescura y espontaneidad por lo atípico de sus invitados. Está repleto de esa sorpresa que hace que tenga mucha frescura. Y esa es una de las máximas que siempre me planteo: que los discos tengan vida, que queden vivos. Y esa espontaneidad juega un papel fundamental”.

Punto y aparte.

“Siento regocijo por el resultado final del disco. Esta es buena música de verdad. Y mira que me cuesta decir cosas así de un disco mío. Yo lo que puse fue un vibráfono, la música la puso toda esa gente que está ahí”.

Esa gente es un pequeño ejército con el plantel de El Guajeo en primer plano: Gerardo Chacón (bajo), Luis Pacheco (piano), Nelson Melo (tumbadora), Frank Márquez (timbal), Edwin Muñoz (bajo), Erick Chacón (flauta), Gerald Chacón (trompeta), Adrián Suárez (trombón y caracoles), Carlos Hurtado (coros) y Edgar “Dolor” Quijada (voz y coros). A ese trabuco fogueado en tanta noche de salsa se sumaron Ernesto Laya con sus maracas y Nené Quintero con la marca de su percusión.

Con un respaldo de esa naturaleza, no podía haber sido de otro modo: el disco se grabó en dos semanas. “Yo entro a los estudios y me genera una especie de adicción que me lleva a pasar muchas horas trabajando sin parar. Y no me gusta hacer los discos por partes. La banda prácticamente graba en vivo las bases, se corrige y luego montamos las voces, pero esta vez fue un aprendizaje gigantesco compartir con los cantantes invitados que dejaron un gran récord de solvencia. Te puedo decir que Francisco Pacheco hizo una sola toma… Y lo mismo Guillermo Carrasco y Daniel Somaró. Sólo personas sumamente experimentadas pueden lograr eso”.

Punto y aparte.

“Este es un disco que permite descifrar el universo de mis vivencias y de experiencias. Quien quiera saber por qué hago lo que hago y qué es lo que es mi vida, que oiga ese disco porque todo eso está ahí”.

Por sus frutos

Este año, Alfredo Naranjo ha estado ocupado: grabó su disco y otros más. Por ahí vienen Ensamble Gurrufío: Sesiones con Alfredo Naranjo; Encantado, de Aquiles Báez; y los compactos de Ernesto Laya, Robert Quintero y del trompetista Francisco “Pacho” Flores.

Además de participar en una de las producciones de Ilan Chester de canciones venezolanas y en la fiesta aniversario de Gurrufío el 18 de octubre, por estos días Naranjo atiende su programa Guajeo en la FM (97.7) los sábados a las 4:30 pm y prepara una experiencia que promete: el concierto Master Percussions (proyectado para el 9 de noviembre en Corp Banca), junto a Dave Samuels, Nené Quintero, Robert Quintero y Rodner Padilla.

Para ver la nota original hacer click aquí

Revisa Tambíen

Hacedores de país, mundo e imagen del artesano ancestral

  La Fundación ArtesanoGroup reeditó el libro Hacedores de país, mundo e imagen del artesano …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.